Sobre mi sombra, por Larralde

Un moscardón azul teje la siesta
sobre los cuatro rumbos de la tarde
anda un cansancio de sol por los caminos
que se mete en los ríos de la sangre.

En el yunque del pasto las chicharras
van rompiendo pedazos de la tarde
y yo estoy parado aquí sobre mi sombra
con las venas abiertas en el aire.

Pasa su piel rosada en una nube
pinta un ceibo su boca de ansiedades
y su cabello se desfleca al viento
sobre el maremar de los trigales.

Cada aroma sutil es un deseo
en esta soledad de soledades.

Y yo estoy parado aquí sobre mi sombra
con las venas abiertas en el aire.

Un moscardón azul… teje la siesta
sobre los cuatro rumbos… de la tarde
anda un cansancio de sol por los caminos
que se mete en los ríos de la sangre.

Cada aroma sutil es un deseo
en esta soledad de soledades.

Y yo estoy parado aquí sobre mi sombra
con las venas abiertas… en el aire.

Un pensamiento en “Sobre mi sombra, por Larralde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s