La leona blanca

Henning Mankell

“Mañana iniciaré la gran transformación de mi vida”, se prometió con una mueca. Siempre dejaba lo más importante para el día siguiente cuando se trataba de su propia vida. Mientras que en el trabajo, se mostraba invariablemente como un tozudo partidario de lo contrario. Lo más importante era lo primero. Es decir, era un alma dividida en dos mitades.

Tomó asiento, pues, en el bar del restaurante. Un joven camarero se acercó a su mesa y le preguntó que iba a tomar. Wallander tuvo la sensación de que lo conocía de algo, sin conseguir acordarse de qué.

-Un whisky sin hielo. Y un vaso de agua.

Se tomó la copa de un trago y pidió otra inmediatamente.

No era frecuente en él aquel deseo de querer beber hasta embriagarse, pero aquella noche no pensaba contenerse.

Ya le habían servido el tercer whisky cuando cayó en la cuenta de quien era el camarero. Hacia algunos años lo había interrogado por un asunto de allanamiento y coches robados por el que más tarde fue arrestado y juzgado.

“Así que le ha ido bien”, pensó Wallander. “No le pienso recordar su pasado. No sé si podría afirmarse de que le ha ido mejor a él que a mí, si tenemos en cuenta las condiciones previas”.

Enseguida empezó a sentir los efectos del alcohol.

Poco después, se levantó para acomodarse en el restaurante y pidió primero, segundo y postre. Se bebió una botella de vino con la comida y dos copas de coñac con el café.

A las once de la noche, cuando abandonó el hotel, estaba totalmente ebrio y no tenía la menor intención de irse a casa a dormir.

Ver “La leona blanca”, Henning Mankell, editorial Tusquets, edición 2008, 648 páginas a 30 pesitos nomás..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s