Luz


J.A.

Entra por el pasillo con una carta en la mano. Se sienta del lado del sol y me habla. Me da una sonrisa de esas que no se olvidan y me quedo con sus sueños. Me quedo con lo que puedo tomar de ella. Me quedo con su boca. Con todo lo que no me dice. Con los silencios que se arrebatan para dejarse salir del escondite. El mar y la plenitud. Su aliento.

Me quedo con el chasquido de sus dedos, con el brillo de sus ojos y el gesto de quitarse el cabello de la ceja. Con la luz que lleva un latido de vida, una historia. Me voy con ella por el pasillo. Soy enteramente libre. Y ya nada y todo depende de mí.  Es ahora.

La noche se agazapa en un grito. Es un espanto de locos sonriendo. Payasos de los sentidos que se burlan de nosotros. Y acá están las palabras para abrigar y nombrar lo que no lleva nombre. Letritas para una eternidad.

Ya no soy como era antes.

leyendadeltiempo.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s