Helmut Kohl repasa su vida


Su primera esposa se suicidó en 2001 por un escándalo financiero que lo tuvo como protagonista

Helmut Kohl, cumple 80 años, confiesa que lo que más le preocupa a estas alturas son los achaques. Aparentemente ajeno a su condición de canciller de la unidad alemana, cuando se le pregunta por su mayor logro apunta a la tensión arterial, que ha conseguido mantener en los límites fijados por su médico, lo que considera todo un triunfo.

Hace sólo dos semanas fue sometido a la última operación quirúrgica por complicaciones en el hígado a causa de una caída que sufrió hace dos años. Desde entonces necesita la silla de ruedas. Recuerda los angustiosos momentos posteriores a la caída: “Maike había ido de compras y estaba sólo en casa. Sólo después de un rato conseguí que me oyese e

l chófer y esa misma noche tuve que se operado en la Clínica Universitaria de Heidelberg. El trauma cerebral me impidió hablar durante semanas. Estuve muy mal, pero en los últimos meses he hecho grandes progresos”.

Kohl agradece el hecho de estar vivo a su actual esposa, 34 años más jóven que él: “Sin Maike no estaría vivo. Y en caso de que lo estuviera, sin ella mi vida tendría muchos menos valor. Disfrutamos cada minuto que el Señor nos ha regalado juntos”, reconoció un enternecido Kohl al diario ‘Bild Zeitung’, el único al que ha concedido una entrevista

con motivo de su cumpleaños. Pero la mejoría de los últimos meses a la que se refiere tiene un evidente estímulo exterior al bungalow de Ludwigshaffen en el que vive ‘recluido’, y no es otro que el reconocimiento que recibió el pasado mes de noviembre, cuando Alemania celebró el 20º aniversario de la caída del Muro de Berlín y volvió a aclamar a Kohl como el artífice de la Reunificación después de una década de ostracismo político a partir de 2000, el año en que estalló el escándalo de las donaciones secretas que el canciller administró al margen de la contabilidad oficial de su partido, la CDU.

‘Mi vida ha tenido sentido’

Cuando Kohl mira su vida desde la perspectiva de su edad, se considera afortunado. “Mi generación, a pesar de los convulsos tiempos vividos en la II Guerra Mundial y de la durísima posguerra, tuvo suerte. Tuvimos la oportunidad de reconstruir Alemania, de restablecer la democracia y de volver a integrar a nuestro país en el mundo. […] Ahora, cuando miro hacia atrás, sí encuentro que mi vida ha tenido un sentido. Todas las decisiones importantes que tomé volvería a tomarlas otra vez. Y es un sentimiento bello poder decir eso a la edad de 80 años”.

“Yo crecí en un hogar de fuertes raíces católicas. En mi casa no había margen para ideologías totalitarias y ese amor por la libertad me ha acompañado a lo largo de toda mi vida y me ha dado fuerzas en los momentos más difíciles”, afirma el ex canciller, que identifica como el momento ‘más duro’ de su vida la muerte de su primera mujer, Hannelore, cuyo suicidio en 2001 considera directamente relacionado con el escándalo de las donaciones secretas.

Las palabras del abuelo Kohl transparentan la serenidad de un hombre que no se abandona a la autocomplacencia: “Naturalmente también cometí errores, pero no fueron tan, tan graves”. Y cuando le preguntan si cambiaría algún momento de su vida, responde sin dudarlo: “Por supuesto, la caída de hace dos años, me habría ahorrado mucho sufrimiento”. Kohl tiene sólo un deseo para Alemania: “paz”. Y a los europeos regala un consejo: “Un poco más de compostura. Y cerrar filas en torno a la idea de Europa, que es una realidad sin alternativa. Es nuestro futuro, no deberíamos perder eso de vista en ningún momento”.

Entrevista original

El Mundo

Para conocer detalles de la vida política alemana y europea en los tiempos de la Guerra Fría, recomiendo el libro “El hombre sin rostro“, escrito por el ex jefe de los servicios de inteligencia de Alemania del Este, Markus Wolf, editorial Vergara, 1997.

leyendadeltiempo.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s