Saqueos y pánico en Concepción


Ante la nueva arremetida de los rebotes del sismo y sus réplicas, cientos de personas que no tienen refugio desde que se produjo el terremoto original, se lanzaron esta mañana sobre los supermercados en búsqueda de alimentos. La situación en esa zona era caótica  con los carabineros intentando frenar la desesperación de la gente que se ha quedado sin nada.

Esta película de terror, resulta igualita a las que produce y estrena Hollywood año tras año para demostrarnos el tremendo daño que Estados Unidos y su industria pesada le siguen infligiendo al mundo mientras lo destruyen y nos divierten en el cine…

Es extraño que en esta situación desesperante, los grandes medios de prensa no recuerden la tibia actuación de los países desarollados en la última Cumbre por el Cambio Climático. Ellos son los responsables de que el mundo comience a pararse del revés.  Y cada vez más seguido: Tailandia, Chile.

A pesar de ello, hay herramientas que sirven para buscar a los seres queridos en Chile y darle paz al corazón:  http://ow.ly/1bYyZ (A pasarlo).

Mi hermano me escribe esto desde Santiago. “Después de tantas horas de tensión, pude descansar algo esta noche. La situación parece estar controlada, dentro de todo el desastre causado, especialmente en la ciudad de Concepción. Ya hubo cerca de 120 réplicas, la última a las 9 hs. de hoy, muy intensa, 6 grados R, pero muy corta en el tiempo, gracias a Dios. Los muertos suman 300, los daños mayores son en las regiones cercanas al epicentro (Concepción está a 600 km. de Santiago). En la capital no han sido tantos los daños, sobre todo a juzgar por la enorme intensidad del sismo y el tiempo prolongado que duró (5 minutos desde las 3.30 hs. del 27). Estamos seguros en la casa, la cual no reviste daño alguno por el momento, está construída totalmente con ingeniería anti-sísmica”.

El técnico argentino de la selección chilena de fútbol, Marcelo Bielsa, dijo: “En esta casa de hormigón armado en la que estoy, al lado del río, lo único que tiembla son los presagios, pero de impaciencia.  Lo que era madrugada, sueño, terciopelo negro, cayó al vacío convertido en gajos, en sirenas que gritaban como asteroides dando a luz, en graznidos de aves saladas que traían la profundidad del mar en su anuncio, en alaridos que asustaban no por inhumanos, sino por demasiado humanos. En un piso once, no hay tiempo para nada. Me moví rápido y sin sentimientos. Algo me decía que tenía que llegar a las escaleras y que tenía una sola oportunidad.  Yo sentí náuseas, una especia de embriaguez de bebida blanca de mala calidad. No podía caminar y no sabía si era porque no podía o porque sin darme cuenta no quería.  Yo no tuve miedo, todo lo contrario. Hacía las cosas como con desinterés…En ese instante daba la apariencia de un montaje obvio de película clase B: ni era un montaje, ni se trató de una película”.

La tercera.com

BBC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s