Un taladro en la mañana


Me desperté a los ocho, con el sonido de mi teléfono celular grado cinco, sonando al lado de la cama.

Era la empresa monopólica de Internet y cable que quería saber si la visita estaba confirmada. Marqué el 5 de “sin problemas por hoy” y el 3 de “anular la visita”.

Seguro que dentro de unas horas el servicio comienza a cortarse de nuevo y vuelta a hacer los reclamos vía telefónica.

Y esos chicos que responden onda Mac. Les deben pagar el mínimo de convenio, mientras suben las tarifas al cielito gris.

Volví a la cama con la idea de dormir, al menos, dos horas más.

Pero no. Si algo puede fallar, va a fallar.

Mis nuevos vecinos decidieron agujerear su pared que linda con mi habitación a esa hora de la mañana. Tendrán muchos libros para poner ahí, cuadritos con fotografías o unas ganas enormes de romper la paciencia del universo entero.

Abajo, en una especie de cerramiento, dos tipos mamelucazos también le daban al ruido chirriante de una máquina cortante de no se qué demonio.

No tuve más remedio que levantarme y empezar antes el día.

Todavía no desayuné ni leí los diarios.

Veo que los isleños y la corona británica ya empezaron los trabajos de extracción y estudio de la plataforma marítima para extraer petróleo de nuestras islas Malvinas.

Eso me cae mal.

Además, en mi correo, tengo un mensaje de Jorge Rulli que denuncia “censura” en Radio Nacional y eso también me parece pésimo. Rulli fue uno de los fundadores de la Juventud Peronista y es una voz valiente que denuncia las manipulaciones de la naturaleza en manos de las multinaciones de la soja y sus socios transgénicos de Monsanto, entre otros buenos muchachos de la química internacional.

Eduardo Vázquez, baterista de Callejeros, recuperaría su libertad tras la muerte de su esposa Wanda Taddei. Tragedia sin fin.

Ahora me siento profundamente cansado y a la tarde debo estar lúcido como un anestesista de esos que por cada operación quirúrgica se compran un departamento de un ambiente.

No es mi caso, claro. Bien lo saben mis amigos más cercanos y mi familia.

Lo que sigue abajo de este texto adormilado son las dos versiones de la BBC sobre el conflicto económico, político, diplomático y estratégico, en el Atlántico Sur, entre nuestro país y el Reino Unido.

En la calle, tres tipos de mameluco persisten en darle encendido a esa máquina del averno y mis vecinos cambiaron de ruidos molestos Prefieren gritarse a las 9 de la mañana. Antes de irse a trabajar.

Y bue…

En fin, el mundo es así.

BBC 1

BBC 2

Horizonte sur

Fotos: BBC y Juan Alonso (derecha)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s